El Monasterio de la Asunción de las Cuevas de Pochayiv

El Monasterio de la Asunción de las Cuevas de Pochayiv- Свято-Успенська Почаївська Лавра

Durante el siglo XIII los Mongoles invadieron las tierras de Kyiv. Los monjes, asi como millones de personas, morían en manos de los bárbaros salvajes, por lo que los sobrevientes y los prevenidos huían y se internaban en las montañas.

Ciertos monjes huyeron de su monasterio que estaba ubicado a las orillas del río Pochayna, y en la montaña cavaron sus cuevas, y construyeron con madera la Iglesia de la Asunción de la Virgen Maria.

La huella de la Virgen, la primera reliquia

Pero cuando ya estaban establecidos, cuenta la leyenda que en cierta ocasión se les apareció la Virgen Maria a dos monjes y un pastor, en forma de una columna de fuego, y dejó una huella en la roca, de la cual empezó a brotar agua pura, limpia y fresca. La noticia se esparció por toda la región, y los peregrinos que llegaban notaron que el agua era milagrosa: curaba a los enfermos.

Se dice que en 1240 se construyó el nuevo Monasterio en torno a la Huella de la Virgen Maria, la primera reliquia.

Los primeros registros de la existencia del Lavra datan de 1527.

Durante el siglo XVI el Monasterio era conocido por toda Europa, oriental y occidental, y la gente venía de todos lados. 

Y una noble mujer donó en 1597 al monasterio un ícono que, segun ella, era milagroso: fue la segunda reliquia que obtuvo el monasterio. Anna Hojska, la bondadosa noble, había curado la enfermedad de su hermano gracias a este icono, y regaló a los monjes también una gran extensión de tierra.

Otro milagro sucedió en 1675, cuando una horda turca invadió la ciudad y sitio el monasterio (la guerra de zbarazh) . Pero los atacantes lanzaban flechas hacia adentro de la construcción, y un poder mágico se las regresaba, además de aparecerse la Madre de Dios rodeada de ángeles y también San Job, recién fallecido en 1651. El sitio al monasterio falló e incluso muchos soldados turcos se convirtieron al cristianismo.

Más milagros se dieron durante la historia, y uno de ellos es el origen de la construcción de la magnífica Catedral de la Dormición (o Asunción) :

Se dice que en el siglo XVIII (entre 1771 y 1783 fue construida exactamente) el conde Mikołaj Potocki sufrió un accidente en la proximidad del Monasterio y, culpando a su conductor, le disparó tres veces; pero el mozo era muy devoto a San Job de Pochayiv y a los milagros del monasterio, y mientras el conde le apuntaba, lo contemplaba. El conde falló todos los disparos y, puesto que tenía buena  puntería, lo consideró un milagro de Intercesión divina y le dedicó el resto de su vida. Fundó la Catedral de la Dormición.

El complejo eclesiástico habia sido dado a los Monjes greco-catolicos en 1720, pero el Conde solicitó al Papa en 1773 que reconociera la reliquia de la Madre de Pochayiv como milagrosa (entregada hacia 200 años por Anna Hojska) y a Job, (Ivan Zalizo), como santo. La petición fue concedida hasta la muerte de Mikołaj en 1782, y el Conde fue enterrado en la Catedral que construyó.  Hasta el 10 de octubre de 1831 fue retornado a la Iglesia Ortodoxa y en 1933 obtuvo el estatus de Lavra.

Esta Catedral, de estilo barroco y con capacidad para albergar 6000 personas, tiene una de las 3 construcciones eclesiasticas mas altas de Ucrania: el campanario ubicado al sureste, de 65 mt de alto, con 25 campanas, la mayor con un peso de 11.5 toneladas. Erigida entre 1861 y 1869.

El complejo también alberga la Iglesia de la cueva de San Job de Pochayiv, construida realmente sobre ésta. Una cueva en la que apenas caben apretadas 3 personas, y a la que además se entraba por un pequeño agujero al que había que trepar. La Iglesia fue construida en 1774 (por etapas, finalizada en 1860) y alberga las reliquias incorruptas del santo.

Además la Iglesia de la Santisima Trinidad construida entre 1906 y 1912;  dos capillas, construidas en 1997 con motivo de los 400 años de la donación de la Reliquia de la Virgen de Pochayiv; y una última capilla  fue construida en 2000 por motivo de dos milenios del nacimiento de Cristo.

Todo el complejo esta construido en la cima de una colina de 60 mt de altura, y se ubica a 18 km al suroeste de Kremenets y a 50 km al norte de Ternopil.

El Monasterio es visitado durante el año por miles de fieles, y también turistas; principalmente el 28 de agosto, día de la Asunción, y el 10 de septiembre, el día de San Job de Pochayiv.

Las mujeres deben entrar usando pantalones o faldas largas, y con la cabeza cubierta. Se puede alquilar o comprar esta indumentaria en la entrada.

Los santos de Pochayivska Lavra

Para leer más sobre la vida de San Job de Pochayiv recomendamos este enlace.

Dentro del complejo monástico de esta gran construcción reconocida como “Lavra” (Monasterio sobre o alrededor de cuevas de monjes eremitas), se encuentran las reliquias de este venerable santo que descansa en una cripta de plata.

Sin entrar en detalles, Ivan (luego Job) nació en Pokuttya, en la provincia de Ivano Frankivsk en 1551. A los 10 años dejó a sus padres y fue aceptado en el monasterio de los Ugornitas. A los dos años tomó los votos y sorprendió a todos con su devoción, convirtiéndose en un modelo de vida monástica.

Por solicitud del Príncipe Konstantin de Ostroh, el Hieromonje Job fue transferido  a Dubno, con el objetivo de enseñar con ele ejemplo a otros hermanos.

Sirvió por mas de 20 años como abad en este lugar, defendiendo activamente la ortodoxia de sus enemigos. En 1604 se fue en secreto a la colina de Pochayiv y cavó su cueva.

Pero ahí también se volvió famoso debido a su impecable dedicación a la vida religiosa, y eventualmente fue escogido para ser el abad.

Soportó ofensas y castigos de los polacos, quienes querían que el monasterio se convirtiera al catolicismo.

Predijo su muerte con 7 días de antelación  y, tras ocho años,  sus restos seguian incorruptos.

También las reliquias del venerable Anfiloquio de Pochayiv descansan en la Iglesia de las Cavernas, en el mismo sistema que las de San Job.

San Anfiloquio nació en Volyn el 27 de noviembre de 1894, en la aldea de Mala Ilovytsya (Provincia de Ternopil) dentro de una familia muy religiosa y numerosa. Pasó su juventud en su aldea y luego entró en la armada del Zar.

Habiendo logrado sus metas militares, escogió una forma mas efectiva de salvación : la vida monástica. Llegó a Pochayiv Lavra en 1925.

Desde un monje joven se entregó de lleno a esta vida y se ordenó con el nombre de Yosyp.

Dios le dio el regalo de la profecía y el poder realizar milagros. Sanó, exorcizó, hizo oir a los sordos, ver a los ciegos y consoló a los inconsolables.

No dejó el Santo Lavra a pesar de persecuciones, sino que al contrario, permaneció en el rezando por dias y noches completos. Protegió la Catedral de la Santisima Trinidad, pero finalmente fue arrestado e internado  en un sanatorio mental en Budanov.

Pero el pueblo se rebeló y las autoridades lo soltaron, con la condición que no podía regresar al monasterio. Fue entonces a su natal Ilovytsya, en donde continuó su labor piadosa y milagrosa, aunque evitando al máximo la gloria.

San Anfiloquio falleció el 1 de enero de 1971 y fue canonizado el 12 de mayo de 2002.

El movimiento de las aguas a media noche

En las Sagradas escrituras hay palabras que sirven de inspiración a los millones de personas que tienen el honor de leerlas y comprenderlas:

Oh vosotros los sedientos, venid a las aguas

(Is. 55:1)

O también:

Sacaréis con alegría el agua de las fuentes  de la salud, y diréis aquel día:…. 

(Is. 12:3)

Palabras que dan esperanza a quien busca una señal divina, para quien, como Santo Tomás, no cree a menos que experimente un milagro; y en el Monasterio de Pochayiv existe uno, que sucede el Dia de Jordan a media noche.

Pero veamos antes un poco de historia:

El conde Frilei, heredero de Anna Goiskaya, quien era la propietaria de la tierra en donde fue erigido el Monasterio, exigió la posesión de su herencia, el Monje San Job de Pochayiv y los hermanos del monasterio empezaron a cavar un pozo justo al pie de la peña.

Existieron algunos “Tomases”, como es humano, quienes le dijeron al Santo que nada iba a suceder. Pero el abad Job Zhelezo era fiel a su nombre: “zhelezo” significa “hierro”. El abad tenía una fe de hierro y una voluntad inquebrantable. Y dio la orden de seguir y seguir cavando, pues  tenía la total seguridad que iba a suceder un milagro.

A la profundidad de 43 metros, el agua empezó a fluir, y a fluir, y aun actualmente miles de peregrinos que llegan al Monasterio toman un poco para sanar a sus enfermos o bendecir sus alimentos.

Y nada mejor que leer el relato de un creyente que experimentó en persona el milagro para creer. He aquí el relato del arquimandrita Avvakum de Kremenchuk:

Yo estaba increíblemente cansado, pero también experimentaba una gran curiosidad por lo que mis compañeros me habían asegurado a la hora de lavar los platos: en la víspera del “Dia de Jordan”, a la media noche exacta, sucedía un milagro en el pozo de Job.

Aun somnoliento fui a presenciarlo. Pensaba que únicamente estariamos Ihor y yo, pero estaba errado. También llegaron el arquimandrita Alypy, el Abad Apelly, el monje Nestor el Maestro del Coro, y los diáconos Cassian y Roman, y también como su primera vez vino el panadero Vasily.

Nos colocamos en torno al pozo, tan apretados que apenas podía mover mis hombros. Fr. Apelly tenía una linterna de esas de seis baterías, algo muy raro para el año 1978. Los demás tenian también linternas, pero comunes. Fr. Apelly iluminó entonces todo el rededor del pozo con su poderosa linterna.

Platicábamos mientras daban las doce; la conversación fluía lentamente, a su ritmo. Los demás decían que un año lo presenciaron, pero el año anterior y el anterior no había sucedido nada….

No se si era medianoche o no, pero como en un sueño maravilloso, comenzamos a notar algo fuera de lo ordinario: pequeñas luces, como chispas, comenzaron a volar alrededor del brocal del pozo.

-“¿Que es eso?”, exclamé.
-“Sigue observando”, dijo Fr. Apelly.

Las chispas eran como pequeñas estrellas, copos de nieve, totalmente blancas. Al principio eran contadas, pocas, apareciendo raramente, pero cada vez eran mas y más. Una verdadera tormenta de chispitas puras y blancas entraban al pozo. Volaban una a una y cuando tocaban el agua, ésta hervía; el agua tomó vida, emitía un sonido. Podíamos escucharlo, pero no era un burbujeo, sino un zumbido, como el de un enjambre de insectos.

Todos estábamos felices, llenos de dicha, cantando una y otra vez “Cuando tu, O Señor, fuiste bautizado en el Jordán…” (el troparion de la fiesta de la Teofanía)

“La voz del Señor desde las aguas grita con fuerza diciendo ‘Venid todos, y recibid el Espíritu….’ (del Rito de la Gran Bendición de las Aguas)

Muchos años han transcurrido, pero recuerdo esa noche, cada día, como si hubiese sido ayer.

Fuente

Acceso

Nota: al pinchar la captura de pantalla de google, accederás a su página en una nueva pestaña.

Fotos externas

This slideshow requires JavaScript.

Fotos por dentro 

This slideshow requires JavaScript.

Videos

Cánticos en el Monasterio

Arte

La Artista Nairobi Prahl se ha inspirado en las leyendas e historia del monasterio para crear esta colección de óleos y tintas:

Author: Ucrania Fantástica

Слава Україні! ¡Que viva Ucrania! Libre, independiente, soberana

2 thoughts on “El Monasterio de la Asunción de las Cuevas de Pochayiv”

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s